• Llámanos y ven a vernos. Primera consulta gratuita!

    Llámanos y ven a vernos. Primera consulta gratuita!

    29 de Diciembre de 2016

    Estamos en Majadahonda desde 1988. 

    Hemos visto crecer la ciudad y hemos trabajado con ilusión en el campo de los análisis clínicos y la nutrición desde entonces. Tenemos experiencia, profesionalidad y somos un referente en el campo de la Medicina estética y el anti-envejecimiento

  • ¿como cuidarnos?

    ¿como cuidarnos?

    29 de Diciembre de 2016
    Conocer los nutrientes

           Para estar saludables y mantener el peso es preciso una restricción calórica ( tomar pocas calorías)  pero  los alimentos que tomemos, deben de ser de gran calidad.

           La restricción de la dieta se puede interpretar como una situación nutricional que produce una reacción de estrés al organismo, estimulando rutas metabólicas de reparación que pueden contrarrestar ciertos cambios relacionados con el envejecimiento.

           Las recomendaciones siguientes son para mantener el peso conseguido, y crear unos hábitos alimenticios óptimos y saludables, si la cantidad de alimentos es adecuada (más pequeña que la que suele ingerir), adelgazaremos despacio y seguro.


             Necesitamos grasas pero en la proporción adecuada:

     < 10 % de las calorías de la dieta deben ser aportadas por las grasa saturadas ( provienen de carnes, coco y alpiste, palma )

    el  15 % de las calorías de la dieta deben ser aportadas por las grasas monoinsaturados( aceite de oliva )

    el 5% de las calorías de la dieta deben ser aportadas por las grasa poliinsaturadas  omega 3 (1%) y omega 6(4% ) que se obtienen de pescados, frutos secos y aves.


    La proteínas de alta calidad, huevo, lácteo, carne roja( un día en semana), pescado, soja , aves, marisco, proteínas de suero de leche, o proteínas de soja.


    Los hidratos de carbono , vegetales, frutas, legumbres,arroz integral y cereales integrales 



    Utilizar Probióticos (kéfir, yogurt (ricos en lactobacilos, bulgaricus, termofilus) yogures, actimel)

    Utilizar Prebióticos (fibras solubles) oligofructosa , inulina

    Alimentos funcionales (Esteroles, polifenoles, transresveratrol)





    La alimentación debe ser variada, sana, con buena palatabilidad, baja en calorías y  rica en nutrientes.


    tomates

    ¿sabeis que el tomate tiene mucho licopeno ( caroteno )?
    el licopeno es un antioxidante muy potente, se sabe que puede prevenir el cáncer de próstata.
    Lo curioso es que el tomate previamente calentado contiene más licopeno, con lo cual el tomate frito, o al horno o incluso el ketchup es bueno para nuestra salud

  • Cirugía estética: ¿cómo ha de ser tu dieta antes y después de la intervención?

    Cirugía estética: ¿cómo ha de ser tu dieta antes y después de la intervención?

    29 de Diciembre de 2016

    Aún quedan días para despedir el verano, pero tal vez en estos días de vacaciones te has decidido finalmente a dar el paso y has tomado la determinación de someterte a esa intervención estética que llevas tiempo dando vueltas. Sabes, además, que el otoño es el mejor momento para este tipo de cirugías, cuando dejamos atrás los días de sol y playa y la ropa comienza a ser menos ligera.


    Pero tal vez nunca has pensado en cuál debe ser tu dieta tanto antes como después de dicha intervención. Vamos a intentar ayudarte, con la ayuda del doctor Antonio Tapia, quien nos da las claves para que las tengas en cuenta si ya tienes fecha fijada en el calendario o si piensas tenerla en breve.

    Antes
    Los días antes a la cirugía hay que seguir una alimentación sana y equilibrada, evitando el tabaco desde, al menos, diez días antes, y reduciendo la ingesta del alcohol (y suprimiéndolo desde 24 horas antes en su totalidad), ya que ambos dificultan la circulación sanguínea provocando vasoconstricción y disparando la tensión arterial.


    -Frutas y verduras: Son muy ligeras, por lo que nos ayudarán a mantener nuestro peso tras el postoperatorio, que suele exigirnos algún tipo de reposo. Además, son ricas en Vitamina C, que favorece la formación de colágeno, necesario para la recuperación posterior, aumenta la energía y favorece la cicatrización.

    -Hidratos de carbono de fácil asimilación, como la pasta o el arroz integrales: mejoran el tránsito intestinal, algo necesario, porque la inmovilidad de la propia cirugía favorece el estreñimiento. Además, ayudan a hacer una buena digestión y contribuyen a mejorar el estado de ánimo y activar la serotonina u “hormona de la felicidad”, la cual puede estar algo inactivada por la falta de ejercicio físico.

    -Proteínas: Carne de pollo o pavo, roja, pescado, huevos, marisco. Son las mejores amigas de la musculatura, que puede quedarse inactiva las siguientes semanas en algunos tipos de cirugía por el reposo obligatorio y la imposibilidad, en ocasiones, de cargar peso durante un tiempo. “Debemos tener en cuenta los hábitos del paciente, y si es vegano, aumentar el consumo de proteínas los días previos”, aconseja el doctor Tapia.

    -Grasas: Que sean buenas, nunca saturadas: Aguacate, aceite de oliva, pescado azul, nueces, y otros frutos secos. En su justa medida, son saludables y necesarias. Pero ojo con el peso, “conviene mantenerlo estable antes y después, así nos recuperaremos mejor”

    El día antes
    Como precisábamos, 24 horas antes de la cirugía hay que eliminar además del alcohol y el tabaco, el café, que puede disparar la tensión arterial, los nervios, y generar ansiedad. Tomaremos alimentos ligeros y de fácil digestión, y no ingeriremos nada desde las 24 horas de la noche anterior. Si necesitamos anestesia general, tendremos que asistir en ayunas.

    Y después
    -La dieta debe ser similar a la de las jornadas previas: frutas, verduras, hidratos de carbono complejos y la cantidad necesaria de proteínas para la regeneración tisular, para formar nuevo colágeno y recuperar la musculatura.

    -Suplementos nutricionales: Tanto antes como después de la cirugía, la vitamina C y E y los oligoelementos ayudarán a la recuperación y a la cicatrización. Puedes empezar a tomarlos varias semanas antes.

    -Hidrátate bien: mucho agua, zumos, tés e infusiones.

    -Toma probióticos, favorables para la flora intestinal, en caso de tomar antibióticos, pues suelen alterarla. Sí al yogur enriquecido con bifidus.

  • Alimentos que te ayudan a estar guapa, ¡descúbrelos!

    Alimentos que te ayudan a estar guapa, ¡descúbrelos!

    29 de Diciembre de 2016


    En vacaciones nos dejamos llevar. Quien más quien menos vuelve de esos días de relax con algún kilo de más. Pero, además, no sólo aumentamos de forma rápida ese peso que tanto nos costó perder para lucir bikini en la playa, sino que abandonamos en muchos casos nuestras rutinas de belleza.

    Nos descuidamos precisamente cuando más necesitamos protegernos tanto por fuera como por dentro. La exposición a los agentes externos, no sólo el sol, sino el viento y los cambios bruscos de clima, así como de alimentación a causa de los viajes perjudican nuestro equilibrio celular, contribuyendo al trabajo de los radicales libres. El trabajo de estas moléculas inestables “enemigas” de la juventud se deja ver en nuestra piel y en el cabello, especialmente perjudicados durante los meses de verano.

    Además de recurrir a los tratamientos de belleza específicos para recuperarlos, hemos de tener en cuenta que la alimentación también puede echarnos una mano. La experta en nutrición de Clínicas Dorsia, Rosa Ordoyo, nos propone incorporar a nuestra dieta una serie de alimentos antiage. Estos productos deben incorporarse siempre a una dieta sana y equilibrada que asegure el aporte de todos los grupos de alimentos en las proporciones adecuadas.

    Ordoyo explica que se trata de “alimentos antienvejecimiento”, sobre todo debido a que contienen gran cantidad de antioxidantes como las vitaminas A, C y E, y oligoelementos como el selenio y el zinc, y nos propone la siguiente lista:

    -Yogur: El suero lácteo estimula de forma natural la producción de colágeno e hidrata la piel. Además, es rico en calcio y contribuye a la prevención de la osteoporosis. Contiene bacterias beneficiosas que promueven también la salud del sistema digestivo y el sistema inmunológico.

    -Chocolate: Nuestra eterna tentación, el cacao, posee un buen nivel de minerales, vitaminas y fibra. Aporta gran cantidad de antioxidantes (flavonoides) que evitan la oxidación de las células. Nos ayuda a mantener la piel joven y suave, a la vez que aporta elastina y proteínas que fortalecen el colágeno de la piel. Más beneficios nos aporta la manteca de cacao, que nutre e hidrata la piel.

    Se conocen, por otro lado, sus efectos antidepresivos, puesto que contribuye a mejorar el estado de ánimo, al inducir a la producción en el cerebro de triptófano, vinculado a la serotonina, que es la encargada de la sensación de felicidad y tranquilidad.

    Estimula el sistema nervioso, ya que contiene teobromina, que combate la fatiga mental y favorece el rendimiento intelectual. Todo ello, siempre, con un consumo moderado.

    -Coco: Uno de los alimentos de moda, con una completa gama de minerales y oligoelementos y antioxidantes como la vitamina E, buenos para combatir las arrugas. Entre sus aplicaciones tópicas podemos destacar la mejora de las estrías. No conviene, sin embargo, abusar de él en su presentación como aceite puesto que contiene grasas insaturadas y su contenido es de alto valor calórico.

    -Soja: Sus propiedades regeneradoras de la piel se aprovechan también en la elaboración de cosméticos. Contiene antioxidantes como las isoflavonas, eficaces en paliar las molestias y alteraciones orgánicas de la menopausia, así como efectos beneficiosos sobre todos los organismos y a cualquier edad. Las isoflavones son sustancias de protección cardiovascular, protección cerebral e incluso control de los procesos inflamatorios y degenerativos de la próstata (recomendado también para hombres).

    -Té verde: El rey de los polifenoles, unos antioxidantes que combaten los radicales libres y retrasan el envejecimiento de la piel y propiedades antiinflamatorias. Se recomiendan 2 infusiones de té verde al día. Diurético, combate la retención de líquidos (tratamientos anticelulíticos). Puede utilizarse como tónico debido a sus propiedades astringentes, que limpian la piel y eliminan las impurezas. Reduce la absorción de grasas en el intestino, lo que ayuda en las dietas de adelgazamiento. Su composición incluye teína, una sustancia parecida a la cafeína, que activa la circulación de la sangre y que contrae los vasos sanguíneos, mejorando las ojeras,(al aplicarnos algodones empapados en infusión de té verde durante 10 minutos).

    -Granada: Es una fruta rica en polifenoles, tiene un alto poder antioxidante y propiedades antisépticas y antiinflamatorias que hacen que mejore la piel. Rica en potasio, magnesio, fósforo y hierro y en vitaminas como la C, B1, B2 y Niacina, resulta un alimento antienvejecimiento y mejora la salud cardiovascular, a la vez que evita la retención de líquidos. El aceite de la semilla de la granada protege de las radiaciones solares tipo UVB.

    -Miel: La miel es hidratante y mezclada con azúcar puede utilizarse como exfoliante de la piel. Se emplea mucho en el cuidado del cabello porque le aporta brillo y elasticidad. Tiene propiedades antiinflamatorias, desinfectantes y antibióticas.

    El 80 % está compuesta por un azúcar denominado fructosa. Una cucharadita de miel aporta unas 15 kcal. No se debe abusar porque es un azúcar de absorción rápida y puede dar lugar a celulitis.

    -Aguacate: Como el resto de alimentos mencionados, está incluido en el de alimentos “antienvejecimiento”. De alto contenido en vitamina E, proporciona una piel y un pelo brillantes;

    También contiene potasio, lo que hace que sea un alimento diurético, y un dato a tener en cuenta es que es bajo en hidratos de carbono (sólo aporta 2 gr de hidratos de carbono por cada 100 gr).


    -Chocolate: Nuestra eterna tentación, el cacao, posee un buen nivel de minerales, vitaminas y fibra. Aporta gran cantidad de antioxidantes (flavonoides) que evitan la oxidación de las células. Nos ayuda a mantener la piel joven y suave, a la vez que aporta elastina y proteínas que fortalecen el colágeno de la piel. Más beneficios nos aporta la manteca de cacao, que nutre e hidrata la piel.

    Se conocen, por otro lado, sus efectos antidepresivos, puesto que contribuye a mejorar el estado de ánimo, al inducir a la producción en el cerebro de triptófano, vinculado a la serotonina, que es la encargada de la sensación de felicidad y tranquilidad.

    Estimula el sistema nervioso, ya que contiene teobromina, que combate la fatiga mental y favorece el rendimiento intelectual. Todo ello, siempre, con un consumo moderado.

    -Coco: Uno de los alimentos de moda, con una completa gama de minerales y oligoelementos y antioxidantes como la vitamina E, buenos para combatir las arrugas. Entre sus aplicaciones tópicas podemos destacar la mejora de las estrías. No conviene, sin embargo, abusar de él en su presentación como aceite puesto que contiene grasas insaturadas y su contenido es de alto valor calórico.

    -Soja: Sus propiedades regeneradoras de la piel se aprovechan también en la elaboración de cosméticos. Contiene antioxidantes como las isoflavonas, eficaces en paliar las molestias y alteraciones orgánicas de la menopausia, así como efectos beneficiosos sobre todos los organismos y a cualquier edad. Las isoflavones son sustancias de protección cardiovascular, protección cerebral e incluso control de los procesos inflamatorios y degenerativos de la próstata (recomendado también para hombres).

    -Té verde: El rey de los polifenoles, unos antioxidantes que combaten los radicales libres y retrasan el envejecimiento de la piel y propiedades antiinflamatorias. Se recomiendan 2 infusiones de té verde al día. Diurético, combate la retención de líquidos (tratamientos anticelulíticos). Puede utilizarse como tónico debido a sus propiedades astringentes, que limpian la piel y eliminan las impurezas. Reduce la absorción de grasas en el intestino, lo que ayuda en las dietas de adelgazamiento. Su composición incluye teína, una sustancia parecida a la cafeína, que activa la circulación de la sangre y que contrae los vasos sanguíneos, mejorando las ojeras,(al aplicarnos algodones empapados en infusión de té verde durante 10 minutos).

    -Granada: Es una fruta rica en polifenoles, tiene un alto poder antioxidante y propiedades antisépticas y antiinflamatorias que hacen que mejore la piel. Rica en potasio, magnesio, fósforo y hierro y en vitaminas como la C, B1, B2 y Niacina, resulta un alimento antienvejecimiento y mejora la salud cardiovascular, a la vez que evita la retención de líquidos. El aceite de la semilla de la granada protege de las radiaciones solares tipo UVB.

    -Miel: La miel es hidratante y mezclada con azúcar puede utilizarse como exfoliante de la piel. Se emplea mucho en el cuidado del cabello porque le aporta brillo y elasticidad. Tiene propiedades antiinflamatorias, desinfectantes y antibióticas.

    El 80 % está compuesta por un azúcar denominado fructosa. Una cucharadita de miel aporta unas 15 kcal. No se debe abusar porque es un azúcar de absorción rápida y puede dar lugar a celulitis.

    -Aguacate: Como el resto de alimentos mencionados, está incluido en el de alimentos “antienvejecimiento”. De alto contenido en vitamina E, proporciona una piel y un pelo brillantes;

    También contiene potasio, lo que hace que sea un alimento diurético, y un dato a tener en cuenta es que es bajo en hidratos de carbono (sólo aporta 2 gr de hidratos de carbono por cada 100 gr).